domingo, 24 de septiembre de 2017

Campeonato de Euskadi Sub 18 por Equipos de Club

Este año nos presentamos al torneo con las mismas ganas y respeto hacia los rivales que siempre, pero además sabiendo lo que implicaba ganar el torneo. Ya habíamos estado el año pasado en el Gran Hotel Bali, y este año sin duda queríamos luchar para volver a merecerlo. Pero no solo eso importaba, nuestro compañero y amigo Diego Sanz iba a jugar este torneo como su último torneo antes de adentrarse en tierras cántabras, donde sabemos que le irá genial y le seguiremos en todos sus triunfos, y para nosotros era importante lograr un buen resultado en este torneo para tener una bonita despedida.

Era la primera vez que partíamos tan arriba. Nunca hemos sido los favoritos, tampoco nos considerábamos favoritos este año, pero partir en segundo puesto fue ilusionante. De todas formas, nos quedaba el reto de demostrar merecernos estar ahí arriba. Nuestro equipo lo formaban: Aritz Morante, Rodrigo de las Heras, Diego Sanz y Rubén Pomares. Vamos, equipo de lujo.

En la primera ronda firmamos un rotundo 4-0 contra un Abadiño que contaba con un jugador menos durante alguna ronda. De todas formas, ninguno falló y cerramos la primera ronda con buenas sensaciones y con ganas de la siguiente.

La segunda ronda la jugamos contra Marlaxka, unos rivales que siempre nos han acabado pasando. Este año no pudieron contar con la inestimable ayuda de Ibai Dorronsoro y conseguimos llevarnos la victoria por la mínima, sin duda sufriendo mucho. Aritz no pudo puntuar contra Patxi, Rodrigo logró unas tablas contra Tafall, y Diego y Rubén firmaron victorias. Aun con el susto en el cuerpo y sabiendo que nos quedaba aun mucho por demostrar, nos fuimos a comer con la sensación de haber hecho bien las cosas.

Ya podría haber concluido el torneo en esa ronda. Estábamos primeros, y sabíamos que no iba a ser fácil mantener esa posición. Sin duda, no lo fue. La tercera ronda nos tocó jugar contra los número uno del ranking, los siempre temibles Gros. Sin duda aquí nos íbamos a jugar medio torneo... Lamentablemente, así fue, jugamos y perdimos. El único que logró puntuar y vencer fue Diego.

No nos podíamos rendir. Nos quedaba una última ronda, teníamos que luchar. Pero la reciente derrota nos pesaba mucho. Una vez más, el único que lograría puntuar en esta ocasión fue Diego, logrando unas tablas que nos hicieron perder el encuentro contra Mikel Gurea, pero sin llevarnos ningún rosco. Duro torneo, y sobre todo dura tarde para nosotros. Fue un duro golpe el que nos llevamos. Sin duda, merecida victoria para Gros. Muchas felicidades. Nosotros nos tuvimos que conformar con la 5º posición.

El magnífico ambiente en el torneo fue lo mejor del mismo. Aparte, hay que alabar el buen trabajo del árbitro principal del torneo, que siempre consigue que se desarrolle toda la competición en un ambiente distendido. Sin duda, si no es el mejor árbitro de Euskadi, de los mejores. También, tuvimos el placer de reencontrarnos con amigos a los que por desgracia no podemos ver a diario, y pasar un gran día de ajedrez, del que sin duda nos llevamos un gran recuerdo.


Un gusto haber estado con todos vosotros, esperamos volver a vernos pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario