viernes, 7 de abril de 2017

MARTINTXO C (CTO POR EQUIPOS DE ÁLAVA)



Hay que empezar diciendo que este equipo se llama C porque alguno lo tiene que ser y porque el elo medio que tenían era el menor, pero por muy poco. Desde luego, era igual de grande y capaz que lo eran los otros. De hecho, su clasificación final fue justo detrás del equipo B pero por desempate. Aunque desde luego pudo ser mejor pero las numerosas incomparecencias que tuvimos, causó que no se pudiese luchar por algo mayor. Sin duda algo a corregir para el año que viene.

El equipo lo encabezaba nuestro luchador Rubén Pomares. Una lástima que por motivos ajenos a su voluntad no pudiese acudir a todos los encuentros, pero hay que destacar que siempre que pudo, no faltó. Muchas gracias por tu compromiso. Ha demostrado ser un gran jugador de equipo, que lucha hasta el final, lo da todo en cada partida y eso queda patente cuando solo dos personas le han conseguido vencer. Un lujo tener un jugador así en el club.

Alex Pelegrín es otro de nuestros chicos con una agenda muy apretada que aun así supo hacer un hueco para nosotros en varias rondas. Nos encantaría poder contar más con él, pero de momento no sabemos dividirlo. De todas formas es de agradecer que siga queriendo sacar un rato para nosotros siempre que puede y que cumpla con sus compromisos. Solo 1 vez faltó a una partida, y fue por una causa justificada.

Uno de los pilares del equipo fue sin duda Ruslan Llave, siendo el que más partidas disputó del equipo. En ocasiones estuvo un poco irregular porque durante las partidas le llegó a afectar su situación personal en ese momento, haciendo jugadas brillantes y horribles en el mismo encuentro que hicieron que alguna partida se le torciese. Poco a poco sabrá abstraerse y centrarse en solo en las partidas. Es una persona muy sentida y no les es fácil, pero se agradece que fuera como fuese viniese y lo intentase. Sin duda pudo sacar más puntos porque sabemos que tiene calidad para ello, le quedan torneos de sobra en su vida para demostrarlo. No nos preocupa.

Guzman Salazar fue una de nuestras bajas más sufridas. El equipo estaba diseñado conforme a la disponibilidad y disposición de varios jugadores que dijeron querer jugar numerosas partidas. Que una persona falte a su palabra de ir a jugar y cause una baja tan notada como fue la suya la sufrimos mucho. El compromiso es algo que valoramos mucho y aunque su rendimiento en las partidas que disputó fue bueno, sus ausencias lo eclipsan.  

Asier Crespo, aun teniendo el fin de semana lleno de actividades, sacó tiempo para en varias ocasiones ir a jugar partidas que no le correspondían y es algo que hay que alabar. Increíble esfuerzo el que hizo para que el equipo no se quedase tirado. Además, sus resultados son muy buenos.

Otro jugador que como a Alex le pasa que tiene muchas ocupaciones y no puede estar en todos los lados es Jon Martín. Gran chaval que sigue tratando de compaginar sus aficiones y siempre avisa si le surge algo. Un gusto haberle tenido, aunque siempre se nos hacer corta su participación.

Por último, el equipo lo cerro una alta de última hora que hicimos para poder sacar equipos en las últimas rondas. Sin miedo por estrenarse en torneos federados directamente en nivel absoluto, Lorea Azkarate nos sirvió de gran ayuda. ¡Una pena no haberla tenido desde el principio! Aquí comenzó un camino, le deseamos mucha suerte en los próximos torneos que dispute.



No hay comentarios:

Publicar un comentario