miércoles, 28 de septiembre de 2016

TORNEO DE ABADIÑO


El pasado domingo lo pasamos en Abadiño. Martintxo estuvo perfectamente representado por Aritz Morante, Rodrigo de las Heras, Iurgi Velasco y Jon Martín. 


Este es un torneo que nunca nos perdemos y para el que siempre tenemos personas más que de sobra interesadas en ir. Será que no está nada mal, ¿o qué? Este año volvimos a ver la ocasión de ir al recibir la invitación y no dudamos en personarnos allí.

Como ya viene siendo habitual en los torneos del Circuito de la Amistad, no empezamos a la hora, hecho que propició que acabásemos regresando muy tarde a casa en este día de elecciones Vascas y Gallegas. 

El torneo estaba compuesto por 16 equipos de distintas zonas de Euskadi con el mismo objetivo: pasárselo bien, comer y si se puede ganar. Empezamos el encuentro perdiendo contra un gran equipo como Santurtzi (que acabaría quedando 3º), pero sin quedarnos a 0. A decir verdad solo dos equipos nos consiguieron dejar a 0, Abadiño A (se proclamaron campeones del torneo) y Liendo (que finalizaron en 5º posición). Contra Barakaldo, equipo que quedó subcampeón, conseguimos un punto.
Como méritos individuales destacar que Jon consiguió casi un 25% de los puntos en su vuelta del verano sin hacer nada. Le sirvió para engrasar, recordar y coger ritmo seguro. Iurgi se tuvo que conformar con un 37% de los puntos jugando de 3º tablero, teniendo mejores y peores partidas, pero sin duda disfrutando del día. Rodrigo, tal y como se le ve muy en forma últimamente, consiguió el 63% jugando contra grandes rivales en una modalidad que supuestamente no se le daba tan bien. Gran trabajo. Aritz, imparable y causante de no quedarnos a 0 en muchos encuentros logró el 80% de los puntos, perdiendo únicamente dos partidas. Esta gran hazaña tuvo su recompensa y logró alzarse con el premio de mejor primer tablero. Logro que hasta el momento no habíamos conseguido en ninguno de nuestras participaciones en distintos torneos. En total, conseguimos poco más de la mitad de los puntos posibles y por lo tanto quedamos en la mitad de la tabla. Nada mal, ¡no señor!

No hay comentarios:

Publicar un comentario